La Ley LISMI

La Ley 13/1982, de 7 de abril, de Integración Social de los Minusválidos conocida como la Ley LISMI obliga a ls empresas privadas con igual o más de 50 trabajadores a que el 2% de su plantilla sea cubierta con trabajadores con alguna discapacidad. En el caso de las Administraciones públicas la obligación es de un 5% de su plantilla.

Certificado de Excepcionalidad

La LISMI establece una serie de Medidas Alternativas de cáracter excepcional al cumplimiento de la cuota reservada del 2% (R.D. 364/2005) en favor de trabajadores con discapacidad en empresas que tengan 50 o más trabajadores.


Las empresas que opten por la aplicación de las medidas alternativas deberán solicitar de los servicios públicos de empleo competentes la declaración de excepcionalidad con carácter previo a la adopción de estas medidas.

Medidas alternativas

Existen cuatro medidas alternativas reguladas por el RD 364/2005:

  • Celebración de un contrato mercantil o civil con un Centro Especial de Empleo o con un trabajador autónomo con discapacidad para el  suministro de materias primas, maquinarias, bienes de equipo o cualquier otro tipo de bienes necesarios para el normal desarrollo de la actividad de la empresa que opta por esta medida.
  • Celebración de un contrato mercantil o civil con un Centro Especial de Empleo o con un trabajador autónomo con discapacidad para la prestación de servicios ajenos y accesorios a la actividad normal de la empresa.

Responsabilidad Social CorporativaNewsletterContactaMedidas alternativas
Página web financiada por Fundación Iberdrola